¿Para qué sirve?

Probablemente hayas  escuchado la expresión “nicho de mercado”. A pesar de que es un concepto que convive con nosotros, muchos no saben exactamente qué es y por qué  es tan importante.

Pues bien, el nicho de mercado no es más que un pequeño fragmento del mercado donde nosotros, como empresa centraremos todos nuestros esfuerzos.  Este pequeño segmento cuenta con unos consumidores que tienen unas características comunes y no tienen satisfechas sus demandas.

Para una compañía es muy importante detectarlo para poder enfocar todas las campañas de forma mucho más efectiva. Además, nuestro público objetivo estará  mucho mejor segmentado,  lo cual quiere decir que, además de que lo conoceremos más nuestras campañas  irán mejor enfocadas.

Además, una vez tengamos definido nuestro nicho de mercado, podremos garantizar que estamos maximizando todos los  recursos invertidos. Tanto tiempo, dinero como mano de obra, todos ellos se traducen en reconocimiento del público y ventas e ingresos para nuestra empresa.

¿Es  siempre necesario centrarse en un nicho en concreto?

Rotundamente sí. De esta forma, encontrarás el nicho de mercado en el cual quieres centrar todos tus esfuerzos. Es preciso saberlo sea el sector que sea. Las características de los consumidores varían de un nicho a otro, incluso dentro del mismo mercado. Y esto hace que cambie prácticamente todo. Desde los objetivos planteados, la forma en la que nos dirigimos al público, las campañas implementadas y hasta el margen de beneficio.

Así pues, desde un sector tan tradicional como una fábrica de hierro hasta la recién llegada figura profesional de una influencer deben tener claro a quién se dirige, cómo se dirige y por qué se dirige a este público.

El nicho de mercado de los influencers

Ahora  que el mundo de las influencers está tan en auge, pondremos  ejemplos para que esta figura profesional identifique a quién se tiene que dirigir.

Las primeras preguntas que te tienes que hacer son sobre ti mismo. Ten en cuenta que un influencer lo que hace es compartir contenido y recomendaciones que a él le gustan. Así que conocerse a uno mismo es más importante que nunca.

¿Cuáles son tus hobbys? ¿Qué tipo de formación tienes? ¿Qué edad tienes? ¿Cómo de cómodo te sientes en redes sociales? ¿Te gusta estar  ante la cámara?

Estas son solo algunas preguntas que solo tú puedes contestar. A continuación, deberás hacerte preguntas sobre el contenido. ¿Qué te hace ser original? ¿Por qué crees que a la gente le puede interesar seguirte? ¿Si tienes blog, de qué escribes en este? ¿Te gusta maquillarte? ¿La  moda? ¿El deporte?  ¿Viajar?

El mundo de los influencers es enorme (y cada vez más), así que es importante saber sobre qué trata nuestro contenido, qué tipo de recomendaciones le vamos a dar a nuestro público. Ten en cuenta que hay sectores con mucha más competencia que otros. Por ejemplo, destacar como influencer de moda será mucho más complicado que destacar como influencer deportista.

Es imprescindible que te sientas cómodo en redes, que no subas contenido porque debes hacerlo sino porque quieres hacerlo. Y si tus seguidores comparten ciertas características contigo, te animarán a seguir subiendo contenido, tú mismo te sentirás más cómodo y te motivará para seguir subiendo historias y publicaciones a  tus redes. Para esto precisamente sirve conocer el nicho de mercado.

Para finalizar…

Ahora que ya conoces el tipo de preguntas que te debes plantear, es hora de que te las empieces a aplicar a ti mismo. Es importante plantearse las preguntas adecuadas, porque si no, la respuesta nunca será acertada.

Así pues, nuestra recomendación es que mires a tu alrededor  y pienses primero en ti mismo.  Si no sabes exactamente qué es lo que quieres vender, ¿cómo vas a conocer a tu cliente? Ya vendrá el momento de preguntarse por tu cliente, ahora es el momento de centrarse en uno mismo. 

Recuerda  que el objetivo de encontrar tu nicho de mercado es centrar todos sus esfuerzos en este. Así que, ánimo. Seguro que logras marcar una diferencia en el mercado.