El mundo de las redes sociales no ha parado de crecer, y con ello, las nuevas figuras profesionales  como las del influencer. Un influencer es una persona que tiene cierto número de seguidores y le cuenta a su comunidad cosas como: qué tipos de productos usa, su restaurante favorito, su programa preferido…

Por lo tanto, esta persona podría definirse como un amigo digital al que le preguntas su opinión antes de comprarte algo. Es por ello que, influencia sobre el comportamiento de sus seguidores, tienen una gran credibilidad y se han convertido en líderes mediáticos.

¿Qué nos pueden aportar a nuestra empresa?

Entre sus beneficios destacamos el de promoción. Contratar a un influencer nos hará darnos a conocer, sobretodo cuando somos “recién llegados”. Si cierto personaje da a conocer nuestro producto, al menos, conseguiremos que sus seguidores sepan de nuestra existencia y nos tengan en cuenta para futuras compras. 

Debemos tener en cuenta que no todas las influencers son iguales, no solo debemos tener en cuenta el número de seguidores sino otros factores como:  si comparten nuestros valores como marca, a qué tipo de público están enfocados, cada cuánto sube contenido y sobretodo, el engagement.

¿Qué es el engagement?

Cuando hablamos de engagement, nos referimos al grado de interacción entre el influencer y sus seguidores.  Es una métrica imprescindible a la hora de elegir a nuestro responsable.

Se puede medir a través del alcance, es decir, el número de usuarios que han visto nuestra publicación. Las interacciones son incluso más importantes, pues  se refieren a las acciones que se realizan sobre nuestra publicación. En otras palabras, los likes, comentarios, publicaciones guardadas o compartidas…

Actualmente contamos con aplicaciones que son capaces de medirlo por nosotros, sin necesidad de hacer grandes cálculos. Algunas de ellas son: GamGage y HypeAuditor.

¿Qué tipos de influencer existen?

Una vez hemos decidido incluir los servicios de un influencer en nuestra estrategia de marketing, es hora de elegir quién. 

Lo primero que debemos tener en cuenta es el número de seguidores. Comenzaremos de más a menos seguidores, por lo que, en el primer puesto encontramos a los celebrities son personas súper conocidas como actores o futbolistas, están muy por encima del millón de seguidores. Generan un engagement bastante bajo, rondando el 1,5% pero resulta muy útil cuando se trata de una campaña para dar a conocer la marca, puesto que su visibilidad es enorme.

En segundo puesto, el macroinfluencer tiene un engagement similar pero el número de seguidores se sitúa en torno al millón. Entre los 250.000 y el millón encontramos al influencer grande, o como nosotros le llamamos, megainfluencer, con un engagement del 2% aproximadamente. El pequeño influencer, microinfluencer, genera una tasa de interacción del 2,5% mientras que el nanoinfluencer tiene entre 5.000 y 25.000 seguidores y un engagement del 4%.

También se pueden clasificar por temática, los más habituales son moda, belleza, foodies o gamers. A la hora de escoger a nuestra persona influyente deberemos tener en cuenta cuáles son los objetivos de la campaña y qué tipo de producto estamos ofreciendo.

Si por ejemplo somos una peluquería y en nuestro plan de marketing figura como objetivo aumentar nuestra  visibilidad, deberemos acudir a una persona que habitualmente hable sus rutinas de belleza, donde podrá hablar sobre la calidad de nuestros servicios. 

¿Cómo encontrar al influencer perfecto?

Después de tanta información sobre los beneficios que puede proporcionar contratar a un influencer, los tipos que existen y qué tener en cuenta a la hora de buscarlo, puede parecer una tarea complicada encontrar al ideal. Pero…no lo es.

Busca entre tus propios seguidores, de esta forma sabrás qué tipo de perfiles te siguen. Si ya te siguen es porque eres su “fan” y les interesa tu contenido. Investiga los hashtags que habitualmente usas, ahí encontrarás más gente comentando la misma temática y será más fácil encontrar a un representante afín con la empresa. Sobretodo, ten en mente en todo momento a tu buyer persona, ¿dónde vive?, ¿qué servicios prioriza en una peluquería? ¿Qué edad tiene? Si estamos tratando de trazar una estrategia digital para un salón de belleza en Barcelona, nuestro influencer debería residir en esta ciudad. De esta forma, su recomendación será mucho más cercana y personal porque él mismo ha probado los servicios. 

De la misma forma que sabemos el curriculum de nuestros trabajadores, deberíamos conocer el currículum del influencer que vamos a contratar. ¿Ha realizado colaboraciones con grandes marcas anteriormente?, ¿ya ha promocionado un servicio similar al nuestro?

Las mejores plataformas…

El influence marketing ha aumentado mucho estos últimos años y nosotros no podemos ser menos. Así que, han surgido muchas agencias de influencers que ofrecen sus servicios para conectar a la marca con una persona de referencia que se ajuste a sus servicios, valores, presupuesto…A continuación, ofrecemos  un listado de las mejores:

Totalismo, una de las empresas más top dentro del influence marketing. En su plantilla de influencers encontramos nombres conocidos como Chiara Ferragni, Jessica Goicoechea o Gigi Vives. Su presencia en España se limita a  Madrid, Barcelona y Málaga, aunque también están en Miami y Marruecos.

Coobis, otra de las plataformas más conocidas. Aseguran tener una base de datos de 30.000 influencers.  Difiere un poco de las anteriores, puesto que es una plataforma de marketing de contenidos y ayuda a generar ingresos por escribir y publicar contenidos.. No solo permite asociar el blog, sino también las redes sociales. 

SocialPubli, es una de las plataformas de influencers de moda más conocidas. Probablemente se debe a que encuentras todo tipo de influencers, desde nano hasta macro. Uno de sus principales ventajas competitivas es que se adaptan a cada marca y ofrecen campañas en absolutamente todas las redes sociales: Tiktok, Twitch, Instagram, Youtube o Linkedin.

Todos somos influencers…

No sabemos cuánto tiempo va a convivir con nosotros esta nueva figura profesional de los intagramers, youtubers o tiktokers. Lo que sí sabemos es que nos debemos adaptar a los tiempos y una recomendación de nuestro negocio por su parte puede ser una herramienta muy potente. Su público le presta atención a cómo editan las fotos, los productos que utilizan e incluso los restaurantes que visitan. Así que, nosotros, como negocio deberíamos estar presentes en ese listado de recomendaciones.

No olvidemos que todos somos influencers, puesto que todos damos nuestra opinión a nuestros amigos y conocidos y la técnica del boca a boca siempre ha estado presente en nuestra estrategia de marketing. ¿Qué queremos decir con esto? Que es importantísimo cumplir con lo que se dice. Es decir, una vez el influencer habla sobre nuestros servicios, el cliente acude debe encontrarse exactamente con lo que se le ha prometido. De esta forma, las recomendaciones de unos a otros seguirán fluyendo y encontraremos más y mejores resultados.

Es cierto que existen numerosas plataformas que ayudan a conectar influencers con marcas, sin embargo, el asesoramiento por parte de una agencia de representación de influencers nos ayudará a trazar una estrategia mucho más  efectiva. ¿Qué queremos decir? Que una agencia te proporcionará influencers de renombre, solamente el top consigue trabajar para estas. Y si de verdad estás buscando una campaña de influence marketing, te recomendamos acudir a una agencia de verdad, que además de facilitarte el contacto con estos perfiles, se ajustarán mucho mejor a tus intereses y encontrarán a la influencer que mejor se adapte a los valores de tu marca.