¿Qué es el street marketing?

Tratar de dar una definición sobre este concepto no es nada fácil. No obstante, diríamos que se trata de un conjunto de técnicas que se realizan en un espacio público con la finalidad de llamar la atención de mucha gente y aumentar las ventas. La clave de esto es que consigue empatizar con el consumidor, invadir su espacio y mostrarle tus servicios de una forma real.

Se trata de una forma de transmitir un mensaje y que le sea prácticamente imposible ignorarlo. La creatividad es importante en todos los aspectos pero en este aún tiene más importancia. Cuanto más creativo sea, más captará la atención del espectador.  Eso sí, hay que tener en cuenta que tampoco pretendemos molestar a la audiencia así que hay que tener cuidado a la hora de diseñar qué se va a hacer y cómo se va a hacer.

Si tenemos una campaña muy buena pero esta no llega al cliente de nada sirve así que asegúrate de utilizar los canales adecuados y sobretodo compártelo. Extenderás aún más el alcance y puede que incluso haya personas que acudan específicamente a esa localización para ver  el resultado.

Ejemplo Street Marketing

Tipos de street marketing

Existen distintos tipos de street marketing y es muy importante conocer cada uno de ellos para saber cuándo deben usarse.

El Moving Board se trata de una estrategia que utiliza a una persona, un móvil, que se pasea con un cartel colgado en el cuello con el nombre de la empresa. Y seguro que el que te ha venido a la mente es Compro  Oro. Es una de sus técnicas más aplicadas.

FlashMob es una opción muy compleja, hay que coordinar a un grupo de personas para que “casualmente” realicen un baile o una acción coordinada. Tuvo unos años de mucho auge y algunos de ellos se hicieron muy virales.

Azafatas/Os, nos centraremos en esta. Son la pieza clave en este tipo de campañas, son grandes comerciales que deben persuadir al cliente para que realice una acción concreta (comprar el producto, probarlo, invitar a sus amigos y obtener un descuento…En ferias y congresos es importantísima esta figura porque es la persona que “arrastra” al visitante hacia nuestra empresa. 

La selección de este perfil debe hacerse minuciosamente, hay que elegir a chicos y chicas acorde con nuestro público objetivo. Si nuestro cliente es joven, empatizará mucho mejor con alguien de su edad porque es más fácil que compartan gustos y los consejos le resultarán mucho más cercanos.

Si se aplica este servicio al street marketing debemos tener en cuenta que todo está medido, desde el uniforme hasta el discurso que dan. El equipo de azafatos y azafatas debe ser profesional, tener capacidad de convencer, ser empático y hablador.

¿Qué es el marketing digital?

Este mismo equipo será el que participe en el flashmob, el moving board o el que simplemente, reparte flyers por la calle así que todo depende de esta figura. Tiene bastante responsabilidad porque de estas personas dependerá el éxito o el fracaso de la campaña.

¿Qué es el marketing digital?

El marketing digital es un concepto que está muy en auge últimamente. También es denominado marketing online. Se trata de todas las acciones y estrategias que se realizan en los medios y canales de internet. 

Este concepto engloba muchos otros y para llevar a cabo una buena estrategia de  marketing digital lo primero que debemos hacer es estudiar  a nuestro buyer persona y crear una campaña exclusivamente pensando en él. Crearemos una web que combine funcionalidad con diseño, aumentaremos el tráfico a nuestra web. Con ello, haremos aumentar las visitas y por lo tanto, los futuros clientes. Es importante que la web esté optimizada porque de nada sirve tener un buen contenido si nunca llega a quién debe llegar, a nuestros clientes. La presencia en redes sociales también es muy importante porque es una forma de crear contenido y de compartirlo, un canal de comunicación con el mismo y una forma de interactuar.

En plena era de digitalización cada vez son más las empresas que invierten en esto, en posicionamiento y en la gestión de redes sociales. El tiempo nos ha demostrado que el futuro es Internet, y por lo tanto, hay que invertir y poner medios en ello para mejorar nuestra presencia aquí.

¿Se puede combinar el Street  Marketing y el Marketing Digital?

Por  supuesto que sí y no solo eso, es lo que se debe hacer. Es importante diversificar los riesgos, si una  campaña no funciona pero tenemos otras en otros canales no hay por qué preocuparse. El problema vendrá cuando solo se haya invertido en uno.

Por ejemplo, ahora parece que los códigos QR han cogido fuerza en parte gracias al coronavirus para minimizar el contacto es un buen momento para aprovecharse de ello. Permitirá a  los clientes interactuar e  implementar  a la vez el mundo offline y el online. 

Como forma de aplicarlo en el street marketing se nos ocurre situar en plena calle un código muy grande,  a  los visitantes les impactará y querrán escanearlo y conocer qué se esconde detrás de esto.

Por otra parte, podríamos organizar eventos de manera online. Para ello hay muchas plataformas, Meetup, Eventbrite y Facebook Events son algunas de las más conocidas. En cuanto a sus diferencias, la primera  permite reunir grupos de personas que comparten los mismos intereses de forma muy sencilla. La segunda tiene un tono más profesional y la asistencia es siempre gratuita. Por último, la tercera además de que no lleva costes asociados es aún más conocida por lo que es más fácil que nuestro cliente se entere de la existencia de ese evento.

La localización en este tipo de eventos es extremadamente importante, porque probablemente la asistencia de los invitados dependerá de esto. Así que nuestra recomendación es que se hagan campañas de marketing geolocalizadas para facilitarle esta labor a la audiencia.

Por último, la profesionalidad del equipo de azafatos es imprescindible, puesto que al final, son la viva imagen de la empresa. De ellos dependerá que el evento fluya bien y el visitante se quede con “buen sabor de boca” de la empresa. Tanto, que quiera repetir y esté deseando volver a otro Meetup.

El reto de los eventos durante la pandemia

El COVID-19 ha impedido la celebración de muchos eventos, dado que cuanta más gente se reúna más probabilidad hay de contagio. Así que debido a la pandemia, los aforos se hicieron reducidos e incluso algunos eventos se vieron obligados a su cancelación. Es el caso de los congresos, festivales, eventos deportivos e incluso las bodas.

Es uno de los sectores que más ha sufrido y los pocos  eventos que han salido adelante han tenido que filtrar mucho más a los invitados al limitarse el aforo. Se han priorizado a las personas más importantes y en algunas ocasiones se ha transmitido de forma online, para que se pudiese seguir desde su casa.

No solo en España ha ocurrido, también en el resto de Europa e incluso del mundo. La Eurocopa de fútbol, los Juegos Olímpicos de Tokio, torneos deportivos en China…Todos ellos fueron o aplazados o cancelados. Los pocos que sí pudieron celebrarse fue con ciertas medidas de seguridad e higiene que antes de la pandemia eran impensables. 

Por supuesto, la cancelación de eventos también ha influido en las campañas de marketing, por ello es primordial adaptarse a las nuevas medidas. Por ejemplo, ahora las campañas de street marketing no deberían tener contacto físico porque la audiencia estará reticente a actuar por la posibilidad de contagio. ¿Has implementado ya alguna campaña? ¿Gracias  al coronavirus  has potenciado tu marketing digital?