¿Por qué influencers?

Ahora que el influence marketing, en español traducido como marketing de influencers está tan en auge, ¿Por qué deberíamos invertir en ello? ¿Estamos ante el despegue de una nueva estrategia o ya está en pura decadencia?

Las redes sociales han permitido crear nuevas formas para atraer a nuestros clientes, una nueva forma de interacción con estos  e incluso ahora se puede crear nuestra propia tienda sin salir de la app.

Con ello, han surgido nuevas figuras profesionales, que son los que nosotros llamamos influencers. . Estas son personas que cuentan con un gran número de seguidores y se dedican a compartir sus recomendaciones a través de historias o de publicaciones. Sus “followers” confían en estos y compran y contratan los productos y servicios que estos dictan. Encontramos beauty influencers, otros enfocados en el mundo gamer, y en cambio, otros comparten sus rutinas deportivas y todo lo que rodea a su universo fit. Algunos de los rostros más conocidos en España son Paula Gonu, Dulceida, Auronplay o Patry Jordan.

Pues bien, estas personas, tienen influencia sobre su propia comunidad. Es decir, tienen el poder de conectar con sus seguidores y tiene una forma de expresarse propia. No es lo mismo que una marca se venda a sí misma que sea una persona real la que te está diciendo que la ha probado y que es genial. Ten en cuenta que su audiencia está deseando escuchar sus recomendaciones, así que no es un mensaje invasivo. Ellos mismos, voluntariamente, deciden seguir a esta persona en redes. 

Así pues, podemos concluir que el marketing de influencers ha venido para quedarse y que está en plena ola. Es hora de sumarnos al carro y comenzar a aplicar estas novedosas estrategias. 

¿Cómo elegir al personaje perfecto?

El primer paso en tu estrategia de influencers, es buscar a la persona perfecta. Ten en cuenta que el contenido que comparte diariamente el influencer debe ir acorde con nuestro producto promocionado. De qué sirve que una persona dedicada al deporte recomiende cierta marca que vende ropa de fiesta de lujo. Exacto. De nada. Porque su audiencia no está interesada en ello. Lo ideal sería que recomendara una tienda que vende ropa de deporte, porque si que hay una cohesión entre ambos.

Para elegir a la persona perfecta es importante  realizar una investigación previa. Y aquí es donde surgen las empresas de representación de influencers. Estas tienen una gran plantilla de nano, micro y macro influencers. La diferencia entre un micro influencer y un influencer es nada más que el número de seguidores. 

A la hora de elegir a tu representante tendrás que tener muy claro los  objetivos de la campaña y el alcance que quieres lograr. Cuantos más seguidores tenga el influencer, cierto es que llegará a  más gente pero también es verdad que el porcentaje  de engagement, aquel que mide la interacción con los usuarios tiende a bajar cuantos más seguidores se tienen. 

No tiene porqué ser caro

Cuando pensamos en este tipo de estrategias, lo asociamos a un coste desorbitado y fuera de control para una empresa pequeña. Pero lo cierto es que no es así. Evidentemente, esto dependerá de las capacidades de la empresa. No todas las marcas pueden permitirse contratar a  una gran celebrity como Cristiano Ronaldo, pero probablemente sí puedan permitirse que a un microinfluencer con 20.000 seguidores.

Las diferencias entre ambos son notables,  y no solo por el número de seguidores. Así pues, quítate de la cabeza esa idea de  que para una pyme es imposible contar con un influencer porque no es así. 

Hay miles de agencias de influencers que analizarán sus perfiles y estudiarán tus necesidades. Y en base a ello, te plantearán a la persona que mejor encaje con tu filosofía de marca, tus productos, su contenido…

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de MARIA FERRER (@mariaferreer)

La importancia del engagement

Antes hemos comentado la importancia del engagement. Ahora nos gustaría hacer hincapié en la necesidad de medir el nuestro propio y el de la persona con la cual vamos a colaborar.

En primer lugar es importante medir el propio para conocer  la realidad de nuestra situación. Nos ayudará a saber si estamos trabajando correctamente nuestra estrategia en redes, si realmente a nuestro público le interesa el contenido que compartimos y por ello se lanza  a comentar, regala likes, se guarda las publicaciones…

Y cuando no se trata de nosotros…¿cómo debemos medir el engagement de  nuestro influencer? Hay ciertas métricas a las que no tendremos acceso como el alcance o las impresiones de sus publicaciones,  pero nos podemos servir de algunas páginas web que nos ayudarán a conocer este porcentaje y en base a ello, decidiremos si realmente nos conviene contratar a esta  persona o no. 

Incrementa tu reputación

En primer lugar, contratar a un influencer supondrá un aumento en tu reputación.

Las personas ya no confían en lo que dicen las marcas e incluso les molesta que se les interrumpa con publicidad. De hecho, el 47% de los usuarios en internet utiliza bloqueadores de anuncios, el 91% cancela la suscripción de emails y el 94% hace caso nulo a la publicidad televisiva. ¿Qué otra opción nos queda?

Piensa que la comunidad del influencer no toma sus recomendaciones como si se tratara de publicidad, sino como si se lo hubiera dicho un amigo en quien confía. Ten presente que los influencers, son profesionales muy potentes que nos ayudarán a difundir las buenas  características de nuestro producto. 

Aumento de visualizaciones

La publicidad a través de  influencers hará que cuando este comparta el contenido relativo al producto a la marca, sus seguidores se  hagan preguntas. Plantearán cosas como las características del producto, el precio, los gastos de envío, si existe tienda física, si el influencer cuenta con algún tipo de cupón-descuento…

Así pues, el influencer no se verá en otra que en volver a compartir contenido, contestando las preguntas y de nuevo, hablando del producto patrocinado y de la  marca.

Como mínimo estaremos logrando un aumento en las visualizaciones y en las impresiones de nuestra marca y probablemente, un aumento en el número de pedidos que no habríamos conseguido en cualquier otro medio tradicional. 

Estrategia bien definida

Recuerda que como toda estrategia de marketing,  no se puede realizar de la noche a  la mañana. Se necesita una clara planificación y unos objetivos  muy bien definidos.

Realmente, ¿qué es lo que queremos conseguir con el marketing de influencers? Habrá ocasiones donde queramos darnos a conocer y crear conciencia de marca y otras donde queremos aumentar nuestras ventas de forma exponencial. 

Para finalizar, el influence marketing ha venido para quedarse y es una forma de generar publicidad no intrusiva de la que debemos sacar partido. Comienza a explorar el mundo de las redes sociales y las miles y miles de funcionalidades que esconden detrás.

5 2 votes
Article Rating
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments