Adaptarse a los nuevos tiempos

Las peluquerías y los centros de belleza forman parte de ese tipo de negocios “de toda la vida” sin embargo, durante estos últimos años han experimentado cambios.Prácticamente todas las peluquerías, especialmente las que se han abierto recientemente, han implementado nuevas estrategias. Se han sumado a la ola de la digitalización y han comenzado a aplicar software.

Sin embargo, todavía encontramos peluquerías y barberías que se muestran reticentes a estas modernidades, en su cabeza están pensando que si siempre han funcionado así y les ha ido bien para qué necesitan estas tecnologías. E incluso puede que lo vean como una pérdida de tiempo.

Evidentemente no es así y la crisis del coronavirus nos ha acabado de demostrar la importancia de adaptarse a los nuevos tiempos. Así que, si tenemos oportunidad de sacarle partido a estas herramientas, ¿por qué no?

¿En qué consiste este software?

Comenzaremos por dar una pequeña definición sobre el software. Se trata de todo lo intangible de un ordenador, es el conjunto de programas que hacen posible la ejecución de tareas específicas dentro del mismo. 

Si lo trasladamos a  las peluquerías seguramente pensaríamos en programas que nos permitan gestionar las reservas, almacenar los datos de los clientes, crear campañas de fidelización e incluso llevar la contabilidad.

Todo esto que hace unos años hubiera parecido ciencia ficción, ya es una realidad. Así que a continuación, te dejamos un pequeño listado con los programas que, a nuestro parecer, resultan más útiles.

Software para peluquerías

El programa TPV, el más completo

Se trata de un software bastante completo. Tiene una versión gratuita bastante básica  y diferentes versiones de pago, con un precio de unos 60 € por la licencia anual y  120 € por la versión completa. No sirve solamente para peluquerías y centros de belleza, también lo encontramos en joyerías, pymes e incluso hostelería. 

Lo mejor es que no solamente está dirigido a la gestión del cliente como el alta, la baja, los bonos e incluso aquellos que tienen deudas. También permite gestionar el stock y administrar las existencias disponibles. Es una herramienta muy útil para saber cuándo se debe contactar con el proveedor. No acaba aquí, además permite gestionar al personal. Se puede decidir quién tiene acceso a qué, asignar comisiones, responsabilidades…

Por último ofrece estadísticas y gráficos para ver de forma visual la proyección de nuestro negocio. Permite también crear copias de seguridad para mantener nuestros datos en un lugar seguro.

Bookgy, el programa para las reservas

Al igual que en la anterior, encontramos una demo gratuita y cuatro versiones de pago, oscilando entre los 50 € y los 100 €  mensuales, además de otra versión completamente a medida. 

Se trata de un sistema de reservas y de gestión de citas online. La verdad es que ahora con el COVID-19 y sus consecuentes restricciones de aforo puede resultar  muy útil. Se ha aplicado este software en campos de golf, gimnasios, spa, médicos y…por supuesto que peluquerías también.

Su principal función es esa, aunque también incluye herramientas para realizar campañas de email marketing, comunicación con los clientes a través del sistema de recordatorio de citas y la  gestión CRM. Lo que más nos ha llamado la atención es que ofrece la posibilidad de contratar un plan SEO, ¿estará preparado este programa para dar un servicio tan complejo y distinto de su naturaleza?

Shortcuts, el más utilizado

Este otro es utilizado por más de 30000 peluquerías, aunque también se encuentran en sectores como centros de belleza o centros sanitarios. Tienen una perspectiva internacional, puesto que se encuentran en 45 países. 

Su programa permite administrar las citas, organizar los turnos de trabajo de los empleados, registrar los puntos de venta, administrar y gestionar el stock e incrementar las campañas de marketing según el tipo de cliente. Lo más destacado del programa es la función específica para las peluquerías donde no es necesaria una reserva.  Se llama Walking Manager y ofrece las mejores horas para ser atendido según la duración del servicio que desean y de la disponibilidad de los empleados. 

Como complemento, integra un sistema de valoración que mide la satisfacción del cliente. Por último cuenta con una aplicación móvil que permite conectar a tus clientes y mantener un ecosistema 360º online.

Koibox, la gestión completa

Es el que utiliza Wella, por lo que hace que nuestra confianza en este programa aumente notoriamente. 

Propone una gestión completa, automatizando los  procesos de cobros, deudas, control de almacén, captación y fidelización de clientes y configuración de la web y de la app. Como podemos ver, lo cubre todo desde la llamada de atención del cliente hasta el cobro del mismo. Como diferencia del resto, esta permite crear un ecommerce para vender tus propios productos desde la tienda online. Es bastante útil, puesto que son muchas las peluquerías que optan por no solamente ofrecer el servicio, sino que también venden productos en el establecimiento. 

¿El software sustituye al personal?

Como conclusión, da igual el software que uses. Nosotros  solo hemos querido ponerte algunos ejemplos y que seas tú mismo quien tome la decisión. Todos tienen algunas características en común como la gestión de citas, las campañas de marketing  o la gestión de clientes.

La elección dependerá de ti, recapacita sobre si además de  esto necesitas una gestión del personal, un programa para la gestión de la facturación…No hay mejores ni peores, solamente depende de tus necesidades.

Por nuestra parte, únicamente insistiremos en la necesidad de adaptarse, de modernizarse y de que no hay nada malo en que ahora sea una máquina la que realice esta función. Estos programas no hacen desaparecer puestos, hacen aparecer nuevos. Por lo que, no seas reticente a los tiempos modernos. Aprovéchate de la era digital y saca el máximo partido a los software que se nos ofrecen. Prometemos que no te arrepentirás.