Los cambios producidos por el COVID-19

La llegada del COVID-19 a nuestras vidas ha creado nuevos hábitos. Entre ellos la forma de relacionarnos con nuestros conocidos y amigos. Hemos tenido que poner distancias, llevar mascarilla y el gel hidroalcohólico se ha  transformado en un must, tan necesario como llevar el móvil en el bolso.

Pero no solo ha cambiado la vida de las personas físicas, también de las personas jurídicas. Durante el mes  de marzo muchos negocios echaron la persiana sin saber cuándo volverían a abrir. Se encontraron con que sus clientes no podían acudir a las tiendas físicas así que la única opción era fomentar la compra online. 

Cuando se permitió la reapertura, las restricciones de aforo, el sentido único, el gel hidroalcohólico en la puerta y la desinfección del local así como de las prendas pasaron a formar parte de la rutina de las marcas de moda. 

Pero no solo nuestros hábitos como ciudadanos han cambiado, también ha cambiado la forma de hacer marketing. A continuación, te explicamos los cambios implementados

Pero…¿y el marketing durante la pandemia?

En tiempos de covid, el ser humano ha sacado su lado más creativo. Y así lo demostraron pequeños empresarios que se reinventaron durante la cuarentena y comenzaron a vender productos relacionados con el virus. Otros sacaron su lado más solidario y cambiaron su producción por EPI’s, mascarillas o pantallas de protección. Pero lo que está claro es que el modo de producción cambió por completo. Pero… ¿qué pasa con la forma de hacer marketing? ¿También se ha visto alterada?

Por supuesto que sí, date cuenta que el lockdown hizo aumentar el tiempo que pasábamos con las pantallas. Así pues, las empresas se decantaron por aumentar su gasto en publicidad online. 

El uso de redes sociales durante la cuarentena creció en un 55%. De hecho el engagement en Instagram también se vió incrementado. Aplicaciones de mensajería como Whatsapp o Messenger aumentaron en un 70%. De hecho, su CEO Mark Zuckerberg dijo en una rueda de prensa que el uso de Whatsapp incluso alcanzaba los picos de nochevieja. 

El  papel de los influencers durante el confinamiento

Los influencers también tuvieron un papel importante durante estos meses de cuarentena por el covid. Quisieron solidarizarse con sus seguidores y crear una nueva forma de entretenimiento. Y de hecho, los directos fueron una vía de escape para parte de su audiencia y prácticamente se duplicaron.

La creación de contenido fue la misión prioritaria de los influencers. A través de estos, proporcionan una vía de entretenimiento además de la difusión de información contrastada y fiable. Hasta el propio Ministerio de Sanidad contactó con varios influencers españoles  para concienciar sobre los riesgos del covid. Fue el caso de Dulceida, que con sus casi 3 millones de seguidores en Instagram sirvió de altavoz para compartir consejos para prevenir el contagio.

De hecho, de forma genérica podemos afirmar que  debido al confinamiento, ha habido un incremento en la tasa de engagement. Según la revista Forbes, los “likes” incrementaron en un 67,7% y los comentarios en un 50%. Así pues, este incremento no es más que otro indicador de que las redes sociales no solo son el futuro sino que son el presente. Si no estás aquí, no existes para tus clientes.

El marketing de influencers, también se ha visto afectado, pero no de forma directa. Es decir, todavía es pronto para decir que ha sido la herramienta más eficiente, pero lo que sí es cierto es que ha cogido el tirón que le faltaba. En un futuro veremos como las recomendaciones de las influencers son la mejor forma de hacer marketing, puesto que sus seguidores las ven como fiables, confían en su criterio y acaban comprando el producto. 

Además, tengamos en cuenta que el influence marketing es una forma de crear contenido y permite una interacción con el cliente sin necesidad de salir de casa. ¿Hay una mejor forma de hacer marketing durante una pandemia mundial?

¿Y las marcas?

En cuanto a las marcas, todas han tratado de sacar su lado más humano, priorizando valores emocionales y realizando grandes actos de solidaridad. 

Por ejemplo, Nestlé se alió con Cruz Roja donando alimentos a familias desfavorecidas y desbancadas por el virus. Por su parte, PepsiCo donó 200.000 dólares a la causa para la lucha contra el virus. El Grupo Gallo ha efectuado la donación de material sanitario como batas y guantes al Hospital General. Y Selecta, como forma de agradecimiento al conjunto de sanitarios se ha ofrecido a dar café gratis a través de 400 máquinas a hospitales tanto públicos como privados.

Como puedes observar, todas han tratado de aportar su granito de vida. Pues todas comparten un objetivo común: destruir al virus. Pero no solo han sido grandes empresas las que han realizado campañas de solidaridad, hasta pequeños autónomos y empresas se han sumado a la ola solidaria. 

En resúmen…

Lo que está claro es que viviremos ante estas nuevas costumbres durante al menos un año más. Este virus ha venido para quedarse y hemos tenido que aprender a vivir con ciertas restricciones. 

Así que, en tiempos de crisis es importante mantener la cabeza asentada y saber dónde invertir. Estudiar qué campos tienen más futuro y qué otros es mejor abandonar (o al menos por un tiempo). Analiza  también si ha cambiado el comportamiento de tus consumidores, ten en cuenta que esta crisis afectará a todos. Y que quizás ya no estén interesados en una de tus ramas de productos y es mejor potenciar otra que en este momento esté obteniendo mejores resultados.

Eso sí, las empresas no podían permitirse frenar en seco su actividad productiva y han seguido produciendo, pero quizás de otra manera. Han cambiado su producción por elementos necesarios para la protección contra el virus, se han reinventado y han hecho surgir otro negocio.

Otros han cambiado su estrategia de marketing, y ahora miran de frente a las redes sociales como forma de darse a conocer. ¿Crees que el marketing de influencers ha hecho un papel importante? ¿Estamos ante un auténtico despegue del social media?